Vacío oscuro lleno de luz

 

El vacío es oscuro pero por ello no quiere decir que esté exento de luz. El vacío está permeado por luz, es luz. La luz solar es invisible, es lo más oculto y secreto. Se hace visible sólo cuando choca contra una partícula, contra un ente.
En el espacio interior, el Ser, es vacío y oscuro pero lleno de luz invisible, por el hecho de que en él no hay ente con el cuál se tope. Al no haber ente, al no haber cosa alguna, éste espacio  es total y pleno, vacío pero lleno de luz, oscuro pero lleno de la vitalidad purificadora de la luz. Ese espacio está libre de fuerzas y es inmamente a todo.
Así el pensamiento binario de la luz y la oscuridad es diluido en un pensamiento total donde oscuridad y luz son parte de lo mismo y encuentra su manifestación, su tercer polo al chocar contra un ente.