Lo sutil de lo terrenal

Nunca lo terrenal fue tan sutil en mí como la tierra.
Lo más denso tiene su esencia, que es tan esencial como lo más etéreo y sutil.
Finalmente, lo manifiesto y material, con todas sus densidades, es tan liviano como un sueño.
Pero este sueño no es como el nocturno, sino que es una realidad esencial, una ilusión de pura verdad.